Cómo Cocinar la Quinoa

¿Cómo Cocinar la Quinoa?

Cada vez, la Quinoa es más consumida, no sólo por su alto contenido en proteínas, sino también por ser un pseudocereal que se puede comer con una gran variedad de alimentos. En ensaladas, guisos, pan, tortillas….y mucho más.

La usamos mucho como reemplazo de las pastas y el arroz y podemos darle toques de sabor tan variados como las recetas que existen. 

 

Por su textura delicada, la Quinoa es un plato muy liviano. pero que sucede cuando no la preparamos correctamente? Nos encontramos de pronto con un plato amargo o una mazamorra-mazamorrita que no tenia nada que ver con nuestros planes. Para que no te suceda, te damos algunos tips de cómo prepararla.

Antes de comenzar, revisemos los tres tipos más comunes de Quinoa, sus beneficios y características

Quinoa blanca

Se trata de la quinoa mas consumida y conocida. Es la que tiene un sabor más suave y un aporte bajo de calorías. Tiene  un porcentaje de proteína más alto y más bajo en carbohidratos, además de darnos una gran saciedad, lo que la hace perfecta para aquellas personas que desean simplemente perder grasa.

Quinoa roja

Tiene bastante similitudes con la blanca, sus diferencias más notables serían que posee más carbohidratos y que se necesita de 3 0 4 minutos más para cocerla que la blanca.

Quinoa negra

Se trata de una especie única que se creó a partir de la semilla de quinoa y de las espinacas. Su gran diferencia respecto a la quinoa blanca es que necesita de 5 a 6 minutos más que la blanca para cocerse. Algunas de sus particularidades es que tiene litio, lo cual  ayudará a regular el estrés y la depresión.

Algunas medidas importantes:

•¿Cuánto rinde una taza de quínoa (en grano)? →  Con una taza obtendrás tres tazas de quínoa preparada.

•¿Cuánto líquido se necesita para cocinar la quínoa? →  Para una taza de quínoa, necesitas 2 tazas de líquido. 

•¿Cuánto demora en cocinarse? → Una taza de quínoa estará lista en unos 20  minutos. 

¿Cómo hacer la quínoa menos amarga? →  Hay que lavar los granos varias veces, hasta que salga toda esa espuma provocada por la saponina, la sustancia que aporta el amargor. Luego de lavar la quínoa, pásala por un colador fino. Cuando una quinoa viene lista para cocinar, sin necesidad de lavarala, siempre, el envase lo indicaráSi no dice nada, no te arriesgues.

¿Cómo hacer para que la quínoa quede más sabrosa? → Puedes cocinarla en un caldo de vegetales o en un caldo de pollo. También puedes añadir 1/4 de cucharadita de sal por cada taza de quínoa, y otras especies o hierbas aromáticas al momento de cocinar (ajo machacado, romero fresco, pimiento negra, etc). Recuerda que la quinoa viene bien con casi todos los sabores.

Cómo Prepararla…

Este método sirve para todos los tipos de quínoa, blanca (la más común), roja o negra. Primero, mide una taza de quínoa y colócala en un colador fino. Luego ponla bajo la llave de agua fría para lavarla (esto ayudará a sacar la saponina del grano, y que no quede amarga). Revuelve con tu mano y lávala durante dos minutos. Luego deja que escurra el agua.

Échala a la olla con el  agua hirviendo o caldo (2 tazas) y sal y deja que hierva. Baja el fuego al mínimo y cocina tapado por 15 minutos. Remueve la olla del quemador y deja reposar la quínoa cinco minutos. Luego separa y revuelve suavemente con el tenedor y ya está lista para servir.

Hasta aquí, puedes cocinar la quinoa y prepararla como más te guste.

Pero si quieres darle a tu preparación un sabor más nogado, puedes  tostar la quinoa con un poco de aceite de oliva en un sartén, por un minuto o hasta que el agua se haya evaporado y luego echarla a cocer.

Y listo!!! Si tienes mas datos que puedas aportar, felices lo publicaremos!!! Envíalos a contacto@granelgourmet.cl